Votos del chavismo cayeron a un mínimo histórico a pesar de las victorias – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

Votos del chavismo cayeron a un mínimo histórico a pesar de las victorias

A pesar de haber conquistado 20 gobernaciones y 205 alcaldías, cifra que puede aumentar con un nuevo boletín del CNE, el chavismo sufrió una caída considerable de votos que lo dejó en un mínimo histórico.

Las elecciones del pasado 21-N dejaron en evidencia una nueva realidad política en el país, una en la que la oposición se mostró fragmentada, pero en particular una realidad en la que el chavismo, a pesar de haber sido el gran ganador del evento comicial, volvió a perder una importante cantidad de votos para poner aún más bajo el piso de “votación dura” que históricamente ha tenido.

En comparación con los últimos eventos electorales, el chavismo cayó a un nuevo mínimo histórico con 3.722.763 votos, es decir por primera vez en al menos los últimos cuatro años, no logró llegar a los 4 millones de votantes.

Desde las elecciones municipales de 2017, el Gran Polo Patriótico (GPP) que agrupa no solo al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sino también a todos los demás partidos pro-gobierno, ha experimentado una caída sistemática en su votación.

En esas municipales (para elegir alcaldes), el GPP alcanzó 6.517.506 votos, la cifra luego cayó a 6.245.862 en las presidenciales de 2018, y volvió a reducirse aún más para las elecciones parlamentarias de 2020 cuando se redujo a 4.321.975.

Si bien esta merma de los votos del chavismo se produjo en un contexto en el que la abstención ha ido creciendo desde las municipales de 2017, es también importante destacar que para el 21-N, la abstención se redujo y, aun así, los votos del GPP cayeron.

Para el politólogo y experto electoral Jesús Castellanos, esto evidencia un claro desgaste del partido de gobierno ante su base, algo que según él, se combinó con lo que cree es una estrategia del chavismo para tener una movilización menor a la de otros eventos electorales.

El régimen hizo sus cálculos, trató de hacer una movilización menor que en otras elecciones. Entendió el nivel de fraccionamiento de la oposición y el desagrado que hay todavía con el CNE. Por eso asumieron un mínimo esfuerzo para también tratar de dar una cara democrática ante la Unión Europea, el Centro Carter y la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, comentó.

Castellanos dijo que el chavismo “hizo cálculos para movilizar lo mínimo con la esperanza de tratar de garantizar la mayoría de las gobernaciones y las alcaldías”, algo que en efecto pudo conseguir, pero que en zonas como Barinas representó un costo considerable.

“En el caso de Barinas la estrategia no le resultó y es importante ese estado. Barinas no solo debería ser un bastión, sino que además es la cuna del chavismo. Ahí el cálculo les salió mal como con las alcaldías, perdieron más de 100 en comparación a las últimas elecciones municipales”, aseguró.

Continúe leyendo en Crónica Uno

SuNoticiero

 

Join the Conversation