¿Podrias desintoxicarte de la tecnología?

¿Cuándo fue la última vez que te fuiste a dormir sin consultar el teléfono justo antes de cerrar los ojos?

Si tu respuesta es “no lo recuerdo”, tal vez necesites hacer una desintoxicación digital. En la era de la adicción a Internet, las redes sociales y la ansiedad digital, cada vez son más las personas que optan por algo radical: “desconectarse” de todo. El abanico de opciones para hacerlo es cada vez más amplio.

Un descanso digital: al menos 3 días

“Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado”, dijo el jueves a la cadena británica BBC Martin Talk, fundador de Digital Detoxing, una compañía con sede en el Reino Unido que “ayuda a la gente a encontrar un equilibrio más saludable entre las tecnologías digitales y el mundo no digital”.

Martin organiza “descansos digitales” para que sus clientes puedan ausentarse del universo tecnológico durante un tiempo y curarse de su adicción digital, “normalmente por un mínimo de tres días”.

Pese al sufrimiento inicial, Martin dice que, a medida que avanza el proceso, la gente comienza a sentirse “mucho más relajada”.

Terapia de desconexión: al menos 6 meses

Marc Masip, psicólogo y director del Instituto Psicológico Desconecta, en Barcelona, indica que “es muy difícil desengancharse (del teléfono y las redes sociales), pero muy fácil volverse a enganchar”. Añade que la “intoxicación digital” se trata como cualquier otra adicción, aunque en este caso no hay sustancias vinculadas a ella, sino conductas.

Y subraya que cada caso es diferente, pero se necesitan al menos seis meses de tratamiento cognitivo-conductual de cambio de hábitos para que sea efectivo.

“En realidad, no se trata de cuánto tiempo de terapia se necesite. No se trata de dejarlo sin más, sino de averiguar por qué existía esa adicción y qué conflictos ocasionaba”, explica Masop.

“Es necesaria la concienciación social, darnos cuenta de que tenemos un problema y hacer un plan individualizado para cada persona. Hay un perfil de adicto y una hoja de ruta, pero cada caso es diferente”. Lo difícil, dice Masop, es darse cuenta de que existe una adicción.

Frances Booth, especialista en desintoxicación digital, dice que necesitamos desconectar del mundo digital por razones de “salud y productividad”.

“Mucha gente está estresada y abrumada por exceso de información y sufre por la demanda de estar constantemente conectada. Necesitamos lograr un mayor equilibrio”, indica la periodista.

Gabriela Rey
SuNoticiero

Join the Conversation