OPINIÓN | Lo que no se dice durante la Cumbre del Cambio Climático – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

OPINIÓN | Lo que no se dice durante la Cumbre del Cambio Climático

El uso de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural están lejos de desaparecer. Al contrario, los cambios climáticos han generado que la demanda se incremente y los precios también, lo cual hace aún más atractivo su producción y exportación para algunos países, sobre todo del Medio Oriente, África y Latinoamérica.

Estados Unidos por su parte, se mueve entre dos aguas que parecen no congeniar. Por un lado, dice estar comprometido con reducir la utilización de combustibles fósiles e incrementar las energías limpias y por otro lado, la ola de frio vivida en los 50 estados de la nación, durante el primer trimestre del año y que en el verano se transformó en una histórica ola de calor, sobre todo en los estados del oeste americano, han provocado que en la práctica los ciudadanos hayan aumentado exponencialmente el consumo de calefacción y posteriormente de aires acondicionados, lo que se traduce en mayor consumo de energías derivadas del gas natural y el petróleo.

Esto ocurre mientras las grandes empresas americanas han reducido la producción de ambos recursos debido a la pandemia y al interés de invertir en la generación de energías limpias. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, “quiere que el mundo se aleje de los combustibles fósiles” pero a la vez “busca proteger a los estadounidenses de un aumento en los precios de la energía”, reseña The New York Time.

El mencionado diario agrega que “a corto plazo, es difícil lograr ambas metas porque la mayoría de la gente no puede remplazar con facilidad los autos de motor de combustión interna, las estufas de gas ni otros productos basados en los combustibles fósiles con versiones que funcionen con electricidad generada en turbinas de viento, paneles solares y otras fuentes renovables de energía”.

En Latinoamérica el panorama no es tan diferente y se perfila aún más prolongado para que sus países dejen de depender del gas y el petróleo como generadores de energía. Siendo países menos industrializados y con necesidades más inmediatas invertir en energías limpias dista de ser una prioridad. La prioridad es sacar a las personas de la pobreza y eso también significa que muchos dejen de usar leña y comiencen a usar estufas a gas; aunado a que una gruesa parte de la economía de la mayoría de los países de Latinoamérica está basada en la producción y exportación de gas y petróleo. “Las empresas estatales están tomando su propio rumbo”, dijo René Ortiz, exsecretario general de la OPEP y exministro de Energía en Ecuador.

“Las petroleras estatales en Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Irak, Libia, Argentina, Colombia y Brasil también planean aumentar la producción. Según los expertos en energía, si los precios del petróleo y el gas natural permanecen altos o aumentan, más naciones productoras se sentirán tentadas a incrementar el suministro”, dice una vez más The New York Time.

Pero aumentar la producción, “no solo se trata de una tentación económica, sino de una necesidad”, dice el destacado ingeniero petrolero, Jorge Jara Salas, quien afirma que en los países de Latinoamérica también tienen la necesidad de autoabastecer el consumo de gas y petróleo, que se ha visto incrementado debido al crecimiento demográfico y a la recuperación económica post pandemia.

Jara Salas es experto en producción de petróleo y gas; con casi 30 años de experiencia en empresas trasnacionales como Schlumberger, se atreve a afirmar que en Latinoamérica reemplazar la energía generada por los combustibles fósiles tardará décadas y que resulta poco probable visualizar en el corto y mediano a “nuestros países con estaciones públicas de recarga para autos eléctricos o la mayoría de los techos con paneles solares; ni siquiera campos de producción de electricidad eólica patrocinados por los gobiernos”.

Dicho esto, parece fácil pensar que el gas y el petróleo gozarán de larga vida en Latinoamérica, pero también en países industrializados como Estados Unidos.

SuNoticiero

Join the Conversation