Embajadores de Francia, Estados Unidos y Reino Unido lamentaron la muerte de Urosa Savino – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

Embajadores de Francia, Estados Unidos y Reino Unido lamentaron la muerte de Urosa Savino

Embajadores lamentaron la muerte del cardenal Jorge Urosa Savino este jueves. Los embajadores de Estados Unidos para Venezuela, James Story; de Francia, Romain Nadal, y la encargada de negocios de Reino Unido, Becks Buckingham, enviaron mensajes mediante las redes sociales.

“Me gustaría ofrecerle al pueblo venezolano nuestro más sentido pésame por parte de la Embajada estadounidense tras el fallecimiento del Excelentísimo cardenal Jorge Urosa Savino esta tarde en Caracas. Sentimos como todos ustedes este fallecimiento y este hecho trágico que acaba de pasar“, dijo Story.

Entretanto, la diplomática británica manifestó su pesar y se solidarizó con los venezolanos.

“Lamento mucho el fallecimiento del Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emérito de Caracas. Nuestros pensamientos están con sus familiares y amigos, así como con todos los venezolanos y venezolanas, en este momento doloroso”, publicó Buckingham en su cuenta de Twitter.

Por su parte El embajador francés Romain Nadal resaltó la labor de Urosa en la Iglesia católica. “Quisiera rendir homenaje a la memoria de Monseñor Urosa y al importantísimo rol que jugó en la Iglesia y en la conciencia nacional venezolana. Su compromiso y su sensibilidad lo convirtieron en un hombre de diálogo abierto a los demás y al mundo, apreciado por todos”, manifestó.

Y agregó: “dejará un inmenso legado espiritual y el recuerdo de un hombre de fe, de compromiso social y de generosidad que inspiró a millones de Venezolanos”.

La muerte del cardenal Urosa Savino

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de Caracas, murió este jueves 23 de septiembre a los 79 años de edad debido a complicaciones asociadas al covid-19. La Arquidiócesis de Caracas confirmó la muerte del prelado.

Hace tres años el religioso nacido en Caracas el 28 de agosto de 1942 oficializó su jubilación luego de más de tres décadas de servicio. El papa Francisco aceptó su renuncia cuando el arzobispo puso su cargo a la orden por alcanzar el límite de edad de 75 años.