China acude al gas licuado de EE. UU. ante la crisis energética – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

China acude al gas licuado de EE. UU. ante la crisis energética

Las principales empresas energéticas chinas están en negociaciones avanzadas con los exportadores estadounidenses para asegurarse el suministro de gas natural licuado (GNL) a largo plazo, en un momento en el que el aumento de los precios del gas y la escasez de energía a nivel nacional de China aumentan la preocupación por la continuidad de combustible del país, según dijeron varias fuentes.

Al menos cinco empresas chinas, entre las que se encuentran las grandes empresas estatales Sinopec (NYSE:SHI) Corp y China National Offshore Oil Company (CNOOC (HK:0883)) y distribuidores de red respaldados por Gobiernos locales como Zhejiang Energy, están manteniendo conversaciones con exportadores estadounidenses, principalmente Cheniere Energy y Venture Global, dijeron las fuentes a Reuters.

Las negociaciones podrían dar lugar a acuerdos por valor de decenas de miles de millones de dólares que conllevarían un aumento de las importaciones chinas de GNL procedentes de Estados Unidos. En el punto álgido de la guerra comercial entre China y Estados Unidos en 2019, el comercio de gas se paralizó brevemente.

Las conversaciones con los proveedores estadounidenses comenzaron a principios de este año, pero se aceleraron en los últimos meses en medio de una de las mayores crisis de combustible para calefacción y generación de energía en décadas. Los precios del gas natural en Asia se han multiplicado por más de cinco este año, lo que hace temer una escasez de energía en invierno.

“Las empresas se enfrentan a un déficit del suministro (para el invierno) y a un aumento de los precios. Las negociaciones se intensificaron a partir de agosto, cuando los precios al contado alcanzaron los 15 dólares/mmBtu (millón de unidades térmicas británicas)”, declaró una importante fuente del sector con sede en Pekín informada de las negociaciones.

Otra fuente con sede en Pekín dijo: “Tras experimentar la enorme volatilidad reciente del mercado, algunos compradores se lamentaron de no haber firmado suficientes suministros a largo plazo”.

Las fuentes esperaban que se anuncien nuevos acuerdos en los próximos meses, después de que la empresa privada ENN Natural Gas Co,, dirigida por el exjefe de GNL del mayor comprador de China, CNOOC, anunciara el lunes un acuerdo de 13 años con Cheniere.

Fue el primer gran acuerdo de GNL entre Estados Unidos y China desde 2018.

Las nuevas compras también consolidarán la posición de China como el principal comprador de GNL del mundo, tomando el relevo de Japón este año.

“Como empresas estatales, las compañías están todas bajo presión para mantener la seguridad del suministro y la reciente tendencia de los precios ha cambiado profundamente la imagen de los suministros a largo plazo en la mente los mandatarios”, dijo la primera fuente con sede en Pekín.

“La gente puede haber tomado el (mercado) intradiario como la clave en el pasado, pero ahora se están dando cuenta de que los cargamentos a largo plazo son la columna vertebral”.

Gas estadounidense más barato

Las fuentes declinaron ser nombradas ya que las negociaciones son privadas.

Sinopec declinó hacer comentarios. CNOOC y Zhejiang Energy no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Venture Global declinó hacer comentarios. Cheniere no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

“Esperamos que se firmen más acuerdos antes del final del año. Esto se debe principalmente a la crisis energética mundial y a los precios que estamos viendo ahora. (…) Los suministros estadounidenses resultan ahora atractivos”, dijo una tercera fuente de Pekín con conocimiento de las negociaciones.

Normalmente los cargamentos estadounidenses acostumbran a ser caros frente a los suministros vinculados al petróleo de Qatar y Australia, por ejemplo, pero actualmente son más baratos.

Un acuerdo a 2,50 dólares +115% de los futuros del Henry Hub, similar al de ENN (uno de los mayores distribuidores de China) según los operadores, supondría aproximadamente entre 9 y 10 dólares por millón de unidades térmicas británicas (mmBtu) en base al suministro en el noreste de Asia. Esto incluye un coste medio de envío de 2 dólares por mmBtu para la ruta entre Estados Unidos y China.

Jason Feer, director mundial de inteligencia comercial de la consultora Poten & Partners, afirmó que las empresas chinas están muy expuestas a los precios del GNL vinculados al Brent y que las compras estadounidenses aportan cierta diversidad a los precios.

Los precios asiáticos del gas al contado están ahora en un nivel casi récord, con más de 30 dólares por mmBtu. Los acuerdos de GNL a largo plazo vinculados a los precios del petróleo suponen unos 10-11 dólares por mmBtu, aunque ambos cálculos varían según los costes de licuefacción, las primas y la asunción de los precios futuros del petróleo y el gas.

Los compradores chinos están buscando tanto envíos a corto plazo para cubrir la demanda de este invierno como importaciones a largo plazo, ya que la demanda de gas, considerada por Pekín como un combustible puente clave antes de alcanzar su objetivo de neutralidad de carbono en 2060, está prevista que crezca a un ritmo constante hasta 2035.

Es difícil estimar el volumen total de los acuerdos que se están discutiendo, dijeron las fuentes, pero sólo Sinopec podría estar buscando 4 millones de toneladas anuales, ya que la empresa está más expuesta al mercado al contado frente a sus rivales nacionales PetroChina (HK:0857) y CNOOC, dijo una tercera fuente.

Los operadores dijeron que Sinopec está en conversaciones finales con 3 o 4 empresas para comprar 1 millón de toneladas al año durante 10 años a partir de 2023, contemplando volúmenes de Estados Unidos como parte de los requisitos.

Los retrasos en los proyectos de exportación de GNL en Canadá, donde PetroChina tiene una participación, y en Mozambique, donde tanto PetroChina como CNOOC han invertido, también han hecho atractivos los suministros estadounidenses, añadieron las fuentes.

Los exportadores norteamericanos de GNL han aumentado su capacidad debido a la demanda de las principales economías asiáticas.

Cheniere, el mayor exportador fuera de Estados Unidos, dijo a finales de septiembre que espera anunciar “una serie de otras transacciones” que apoyarán su avance en la tercera fase del proyecto de expansión de la planta de licuefacción texana Corpus Christi.

Venture Global está construyendo o desarrollando más de 50 millones de toneladas anuales (MTPA, por sus siglas en inglés) de capacidad de producción de GNL en el estado de Luisiana, incluyendo la Calcasieu de 10 MTPA, que se espera que cueste alrededor de 4.500 millones de dólares y que empiece a producir GNL en modo de prueba a finales de 2021.

Sin embargo, algunos compradores se mostraron cautelosos.

“Hay mucho bombo en el mercado y nadie sabe con certeza cuánto durará esta crisis de suministro. Para las empresas que no tengan una nueva demanda en el próximo año o dos, es mejor esperar”, dijo otro importador chino.