#VidaFit ¡TÓMATELO CON CALMA! Estas son las consecuencias de usar una ‘dieta relámpago’ – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

#VidaFit ¡TÓMATELO CON CALMA! Estas son las consecuencias de usar una ‘dieta relámpago’

Cada vez más personas acuden a las redes sociales o a páginas en internet que ofrecen soluciones rápidas y milagrosas ante la obesidad o esos rollitos de más, y así es como se cae fácilmente en las ‘dietas relámpago’.

Las dietas relámpago pueden tener graves consecuencias y aunque no lo notemos puede alterar nuestro aspecto exterior. El Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), alerta de los «posibles efectos secundarios o rebote de aquellas dietas que prometen perder mucho peso en poco tiempo, ya que carecen de sustento científico y son insostenibles a largo plazo en caso de reducir el peso de forma saludable”.

¿Cuáles son las consecuencias de estas dietas?

 1. Las monodietas

Estas dietas están basadas en el consumo permanente de un solo alimento, ejemplo: “la dieta del limón”, “la dieta de la piña”, “la del pepino” y pare de contar. Regímenes que supuestamente se encargan de que las medidas corporales desciendan en un breve lapso semanal.

Las monodietas pueden producir desequilibrios, pues tienen un aporte calórico demasiado bajo en relación con las necesidades del cuerpo humano. Además, la ingesta excesiva de un nutriente, un ácido, o de cualquier tipo de fibra puede modificar las funciones digestivas, causando graves alteraciones en los sistemas metabólico y digestivo; alteraciones que influirán en el sentimiento de ansiedad y cambios de humor.

2.  La dietas muy bajas en calorías

Basadas en un bajo consumo de calorías que aseguran el descenso del peso corporal, estas dietas trabajan con los requerimientos diarios imprescindibles para mantener las condiciones mínimas de funcionamiento del organismo.

Además, en las redes sociales hay otras dietas prediseñadas que aconsejan sustituir la alimentación balanceada por una cantidad suplementaria de alimentos ricos en grasas o proteínas, y hasta algunas en las que se sustituye una comida -o varias- por una merengada u otro tipo de brebaje. 

En la mayoría de los casos, todas estas dietas desencadenan el temido efecto rebote, que nos llevará a ganar más kilos de los que teníamos anteriormente.

SuNoticiero

Join the Conversation