#VidaFit ¡NO TE LIMITES! Prepara deliciosas mermeladas caseras sin gota de azúcar – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

#VidaFit ¡NO TE LIMITES! Prepara deliciosas mermeladas caseras sin gota de azúcar

No creas que seguir una vida fitness te impedirá el consumo de algunos postres y de los manjares más deliciosos. Mantener una buena figura y una vida ejemplarmente sana no significa que tengas que dejar de comer lo que te gusta.

¿Y qué pasa con la mermelada? Para nadie es un secreto que preparar una mermelada incluye desde el 40% hasta el 60% del peso de la fruta en azúcar, lo que conlleva a utilizar una excesiva cantidad de azúcar que no es completamente sana para el organismo.

Aunque técnicamente la receta presentada a continuación no es exactamente una mermelada, un chutney, jalea o compota. Sino básicamente una «conserva de fruta triturada» que bien puede pasar por una mermelada.

El azúcar da cierta consistencia a la mermelada y también colabora en su conservación, pero si tomamos las medidas higiénicas necesarias, esta conserva se mantendrá intacta durante meses.

Esta mermelada solo contendrá el azúcar naturalmente presente en la fruta y tampoco tendrá edulcorantes ni aditivos. En cambio, la fruta nos seguirá aportando su fibra y vitaminas y minerales, a pesar de que las altas temperaturas habrán hecho que parte de sus nutrientes se pierdan.

Resultado de imagen para mermeladas

¿Cómo preparar mermelada en conserva?

  1. Empieza escogiendo una fruta madura, que tendrá un sabor más dulce. Límpiala bien, trocéala y colócala en un recipiente. Cocínala a fuego suave, removiendo hasta que tenga una consistencia que te guste. Dependiendo de la cantidad de fruta y del agua presente en la misma, esto puede tardar de veinte minutos a más de una hora.
  2. Elige unos tarros de conserva que tengan un cierre de rosca en buen estado y que te permitan un cierre hermético. Mejor que no sean muy grandes y que tengan un cristal grueso y resistente a los golpes.
  3. Esteriliza los tarros hirviéndolos al baño maría unos 15 minutos. Para que los tarros no choquen y puedan romperse, hay personas que utilizan cestas especiales o incluso colocan trapos en el fondo de la olla y entre los tarros.
  4. Rellena tus botes con tu fruta triturada y cocinada (punto 1) ya con la consistencia que consideres óptima para tu paladar. Cierra tus conservas muy bien.
  5. Hierve los tarros llenos al baño maría, unos 20 minutos. Al hacerlo, coloca los tarros en posición vertical y nuevamente evitando que golpeen unos con otros.
  6. Conserva tus tarros en un lugar fresco, oscuro y seco. 
  7. Si observas burbujas en el interior del tarro, si la conserva cambia de color, huele mal o quizá la tapa está abultada hacia afuera, significa que la conserva no está en buen estado y no debes probarla.

Emplea bien estos consejos y tu mermelada se conservará todo el tiempo que quieras.

Con información de Alimenta.

SuNoticiero

Join the Conversation