Venezolanos pagando en dólares: el nuevo estilo de consumo en el país – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

Venezolanos pagando en dólares: el nuevo estilo de consumo en el país

Es común estar en una cola para pagar en la caja de un supermercado y mientras se aguarda por cancelar uno o dos productos económicos observar a un cliente que lleve un carrito repleto o que adquiere varios kilos de proteína animal que resulta costoso o el artículo más caro y que en su mayoría saquen dólares de la cartera para pagar.

A más de un ciudadano de a pie también le hace ruido ver espectáculos privados repletos de personas consumiendo bebidas alcohólicas que hoy día no se caracterizan por sus precios solidarios o gente adquiriendo los ya incomprables combos de cotufa para entrar al cine, mientras más de uno ve una película con las manos vacías o compra las chucherías más baratas en otro lugar o simplemente ni asiste ni tiene ya vida social porque el presupuesto apenas alcanza para comer. Frente a ello cabe la pregunta: ¿qué porcentaje de venezolanos tiene todavía ese poder adquisitivo en medio de una severa crisis económica?

Desigualdad

Expertos consultados advirtieron que no se puede generalizar esa capacidad de compra porque las cifras de caída del consumo, entre otras, no mienten. Números recientes de Consecomercio dan cuenta de una caída de 40% del consumo en lo que va de año, porcentaje que coincide con la estimación de la disminución de las ventas para finales de año. Tampoco, subrayaron, ese fenómeno puede ser usado por el Gobierno como pretexto para afirmar que la situación del país no es tan catastrófica como la pintan porque sí lo es.

“En Caracas se sigue concentrando la población con mayor poder adquisitivo del país, que no es el caso de la provincia, por lo que si un estudio se basa solo en la capital de la República los resultados serán distintos a los del resto del territorio nacional. Según cifras oficiales, el consumo de alimentos por ejemplo ha disminuido y la razón principal es la caída del ingreso real de las personas, situación que comenzó a evidenciarse con fuerza a partir de 2012, se tienen cifras hasta 2017 pero la tendencia indica que eso continúo bajando porque la crisis se ha agravado y si bien hay gente que puede comprar cantidades de comida eso dista de la situación en general, la hiperinflación acelera el deterioro del poder de compra”, aclaró el profesor Santiago Sosa, del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 

Diario 2001

SuNoticiero

Join the Conversation